Sobre este diccionario

Este diccionario es el proyecto que culmina mi Máster en Ecología Emocional, impartido, en su segunda promoción, por el Instituto de Ecología Emocional, en la Fundación Tomillo de Madrid.

Está escrito desde el convencimiento de que, como decía el poeta Miquel Martí i Pol, “lo que está claro en las palabras está claro en la vida” y, por extensión, de que lo que está claro en el decir también aclara el sentir. Son las palabras las que, dichas en verdad, dejan ver nuestros sentimientos, iniciando, además, el rito de la comunicación/comunión con el otro.

La intención es alejarse de los diccionarios o, mejor, de las definiciones al uso o, si se quiere, de las “académicas”. He pretendido que cada definición, en sus palabras, se acerque lo más posible al afecto que están definiendo y, de ese modo, que entren a la vez, en un sólo movimiento, en el pensamiento y el sentir de quien lo lea. El lenguaje cotidiano no sirve para lograr este pretensión mía; creo que sólo el lenguaje poético permite esta aproximación, de ahí que muchas definiciones linden con la poesía.

Elijo la palabra “afectos” y no “emociones” porque sentía que proporcionaba un campo menos acotado y que daba más libertad para incluir algunas palabras que quizá no llegan a ser estrictamente emociones pero que, sin duda, forman parte de nuestro ecosistema emocional.

Cada definición se completa con una serie de preguntas que considero pertinente “hacer” a la emoción definida. La pregunta-respuesta, al modo socrático, es otro de los fundamentos del abordaje y del modo de aprehender que propone la ecología emocional.

Además, incluyo pistas sobre a qué áreas de la ecología emocional (climas, territorios, energías o vínculos) considero que está más ligada cada una de las entradas, así como a qué metáforas podría hacer referencia. Las metáforas son otros de los pilares del trabajo con ecología emocional, ya que “burlan los mecanismos de defensa mentales, potencian el proceso de reflexión y el aprendizaje como pocas herramientas hacen (…) Son llaves que abren universos”.

Se concibe este trabajo como algo libre,  abierto a todos y vivo, al que se irán incorporando nuevas entradas. La intención es que ayude a comunicar y a dar a conocer algunos aspectos de la ecología emocional.  Se concibe con el deseo y la esperanza de que, en el futuro, sirva también como material de apoyo (o de disfrute) de todas las personas e iniciativas vinculadas a la ecología emocional.

Las mejores puertas son las que quedan abiertas.

Raúl Morales García

Bibliografía básica

CONANGLA, M., SOLER, J. (2009). La ecología emocional. Barcelona. Amat.

CONANGLA, M., SOLER, J. (2011). Ecología emocional para el nuevo
milenio. Barcelona. Zenith.

CONANGLA, M., SOLER, J. (2013). Emociones: las razones que la razón
ignora. Barcelona. Obelisco.

COROMINAS, J., (2007). Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. Madrid. Gredos.

MOLINER, M., (2007). Diccionario de uso del español. Madrid. Gredos.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. (2001). Diccionario de la lengua española (22.a ed.). Madrid, España: Autor.

Wikipedia

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s